El malestar que no tiene nombre.

Realmente no se cuando empezó a manifestarse, lo que sí sé es cuando me di cuenta de que estaba sintiendo un “malestar” en mi.

Un malestar general en todo yo, y una “molestia” muy concreta, en esa parte de mi, que se debía a un problema con mi identidad, estaba profundamente desconectada de mi misma, había roto con mis valores profundos y me guiaba con otros que creía que me servirían para conseguir el éxito que supuse que se esperaba de mi.

Había perdido mi poder, estaba desconectada de mi autoridad interna.

Lo identifico con el término que empleó Betty Friedan en  “La mística de la feminidad ” 1963, para referirse a “El malestar que no tiene nombre”:

“Nuestra cultura no nos permite a las mujeres aceptar o satisfacer la necesidad básica de crecer y desarrollar nuestro potencial como seres humanos.”

 

NO ESTÁS SOLA Y, NO HAY NADA MAL EN TI.

 

“El malestar que no tiene nombre” nos visita a todas y cada vez veo más, como también a ellos.

El poder es muy codiciado, muy valioso y maravilloso, el poder sirve para expresarte.

Tú conectada en tu poder expresas tu voz, tus necesidades, tu opinión, en tu poder estás conectada con tu autoridad interna y desde ahí te expresas de dentro para afuera, sin dejarte nada.

Por eso insisto en el mensaje de que no estás sola y no hay nada mal en ti.

Sólo puede que estés alejada de tu poder, de tu autoridad interna y sientas el malestar que no tiene nombre.

La buena noticia es que puedes transformar ese malestar, puedes acercarte a tu poder y abrazar a tu autoridad interna para sentirte bien, gustarte más a ti misma, impactar en el mundo con autenticidad y disfrute.

Lo que ocurre, es que hasta ahora el hombre es el que ha creado la norma, ha sido la medida de todo, las mujeres no hemos participado en la construcción de las normas sociales ni laborales.

Las mujeres hemos silenciado nuestra voz y nuestras necesidades por adaptarnos a un modelo en el que no contaron con nosotras, creyendo que así íbamos a ser tenidas en cuenta y creernos merecedoras de un ambiguo estatus de “mujer emancipada” para lograr así igualdad de derechos, responsabilidades y libertades.

 

ALGO SE ESTÁ TRANSFORMANDO EN NOSOTRAS

 

Es evidente que algo se está transformando en nosotras, empezamos a no pedir permiso, buscamos nuestros propios espacios, los creamos, nos relacionarnos más, creamos nuestras relaciones comerciales.

Como ejemplos hay iniciativas de mujeres empresarias, emprendedoras que apoyan a mujeres,

“mujeres que apoyan a mujeres”, espacios comerciales, de colaboración, de reunión, de creación, de apoyo, de crecimiento, de transformación, diseñados para hacer nuestras vidas más fáciles, para crecer y desarrollar nuestro potencial de ser humano en conjunto en lo laboral y personal.

Como es el caso en España de “Extraordinaria”, la comunidad creada por Gemma Fillol de mujeres emprendedoras que quieren vivir de su talento a la que me une un vínculo muy especial.

En EEUU “The Wing” una comunidad con espacios de co-working para mujeres, ó  “Ladies, Wine & Design”,  una iniciativa mundial que sirve de inspiración, mentoría y apoyo al trabajo de otras mujeres creativas.

O movimientos como “Malasmadres”, una comunidad emocional para madres 3.0 que con un toque de humor afronta las realidades y las dificultades con las que día a día nos encontramos las mujeres.

 

LO QUE HE ESCRITO, ÉSTO, NO VA EN CONTRA DE NADIE

 

sino a favor de nosotras como mujeres, de ti tal cual eres,

de darnos nuestro lugar sin sentir que tenemos que pedir permiso.

No estás sola y no hay nada mal en ti.

Si el poder, no comparte con nosotras el poder,

no lo pidamos, dejemos de pedírselo, no nos lo van a dar,

no pueden dárnoslo,

nosotras tenemos el poder de recuperar nuestro poder.

Liderar ya no es sólo un término referido a lo laboral,

liderar es un estilo de vida, son tu poder y tu bienestar los que están en juego.

 

AHORA TE TOCA A TI:

 

¿Para qué necesitas encontrar a tu poder?

¿Qué estás dispuesta a sacrificar por recuperarlo?

¿Quién se beneficiará?

Te espero abajo en los comentarios, movamos nuestro poder,  me encantará leerte.

N.

Foto Oscar Keys

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE LÍDERES CONSCIENTES

Comparto contigo mis recursos, herramientas y reflexiones para potenciar tu liderazgo y desarrollo personal.

Deja un comentario