El Problema que nos arrastra al caos.

Management y liderazgo, son términos diferentes, con significado e implicación diferente, esto seguro que ya lo sabes, y creo que puedes estar teniendo el mismo problema que tenía yo, y es que no te has dado cuenta que en la vorágine del día a día,  

estás permitiendo que tu management arrastre a tu liderazgo y al bienestar de tu gente y el tuyo.

Amiga, este es tu problema de base y, el primer obstáculo para que te permitas conectar con tu potencial de liderazgo y compartirlo con los demás.

 

¿Qué es Management?

Para mí, se concreta en gestionar todas las energías y recursos disponibles de “algo”, para conseguir un objetivo concreto, valorando la eficacia y la eficiencia en tiempo y resultados, planificándolo. Y para esto, es necesario organizar el proceso, que te lleva de la idea etérea al objetivo-resultado esperado.  

La planificación es un plan de acción que te encamina a ti, y a toda la organización a no dispersarse, utilizando la energía y recursos con la intensidad y forma en las cosas que os van a ayudar a lograr el objetivo.

    • Si no hay planificación, no hay gestión.

Si no hay gestión, hay incertidumbre voluntaria.

¿Incertidumbre Voluntaria?

He creado este término para que veas las consecuencias de algo que convive con nosotras, y no la damos importancia.

La incertidumbre voluntaria, la sientes igual que te sientes con el compañero de trabajo que te absorbe la energía y te contagia de su mala vibra, o como el mail que al leerlo te dan ganas de responder con un ¡FUCK YOU!

Es “muy peligrosa”, para el “bienestar” de la organización y de todo lo que la rodea ( incluyendo clientes, proveedores y por supuesto, lo que para mi es más importante,

la incertidumbre voluntaria es veneno para el bienestar emocional, mental y físico de todo el equipo, el tuyo y el de tu familia.

La incertidumbre voluntaria “quema”.

Algunos managers/jefes piensan que la incertidumbre voluntaria es inevitable y, puede que tú ahora estés inclinando el cuello a un lado mientras levantas la barbilla, estiras la frente y apruebas con la cabeza pensando ¡claro que es in-evitable Natalia!, entonces, yo te digo.

Amiga, ¡ojo!, que te estoy hablando de la incertidumbre

voluntaria, no de la incertidumbre.

La incertidumbre voluntaria es cómoda para algunas personas porque las permite hacer y deshacer a su antojo, sin contar con el resto del equipo.

Y creo que no es una cuestión tanto de su ineptitud, de que no sepan planificar-gestionar,  el tema es que hay una cuestión más de fondo,  creo que lo que falla es su compromiso, foco y confianza en el equipo, y esto conecta con motivaciones más profundas e intrínseca del desarrollo de la persona.

Normalmente son perfiles de jefes/managers, a los que les faltan muchas “horas de sí mismos”, les falta consciencia y activar su responsabilidad para darse cuenta de que están empujando a su equipo a un salto al vacío sin cuerda y sin red, y de que ellos tienen “el privilegio” de ser los últimos en saltar.

En la incertidumbre voluntaria, tú y tu gente estáis flotando a la deriva en mitad del océano, nadando en todas las direcciones , agotados, quemados, y en el mejor de los casos, algún día llegaréis a una orilla, y entonces, posiblemente os sucedan estas dos cosas:

  • la primera es, que el precio personal que habéis pagado en el camino ha sido muy alto.
  • la segunda es, que tanto tu gente como tú, os sentiréis insatisfechas, porque aunque aparentemente hayáis conseguido algo, no sabéis si es ese algo lo que debíais+queríais conseguir.

Plis, por tu bienestar, por el de tu gente, por el del equipo y todo lo que te rodea, para, obsérvate.

 

¿Qué es Liderazgo?

Liderar, según la R.A.E. “es dirigir o estar a la cabeza de un grupo, de un partido político, de una competición, etc.”

Esta definición me suena rancia y obsoleta.

Para mi , liderar es “conectar emocionalmente con los anhelos y motivaciones de las personas,

impactar de manera honesta en sus vidas para impulsarlas a compartir todo lo mejor que hay

en ellas en favor de un objetivo común.”

Liderar, conlleva abrazar la incertidumbre, todo lo que sucede fuera y se escapa a la planificación del management.

Por eso, gestionar y liderar son dos requisitos inherentes a tu puesto, porque necesitas a los 2 para vivir en la vorágine del día a día,  para evitar la incertidumbre voluntaria gracias a el management y para bailar con la incertidumbre gracias a el liderazgo.

 

¿Dónde está el problema?

La realidad es que tienes la presión de cumplir con las expectativas, llegar a los números, sacar el trabajo, minimizar costes, garantizar resultados, hacer nuevos clientes, conseguir esa inversión, todo esto y más, de hoy para ayer.

Necesitas tener resultados en el corto plazo, no eres capaz de levantar la cabeza para ver más allá de mañana, de esta semana, no tienes tiempo para planificar , ¿cómo vas a tener tiempo para conectar emocionalmente con tu gente? ¿eso cómo se hace?

Trabajas alojada únicamente en el hemisferio izquierdo de tu cerebro, es lo que has aprendido, es lo que te han enseñado, es por lo que te han valorado profesional y personalmente.

Amiga, no eres la única y sí, me gustaría que fueras la última que vive en sus carnes

como la vorágine del día a día es capaz de arrastrarla al malestar si no la pones límites.

Management y liderazgo, son términos con significado e implicación diferente, que necesitan convivir por el bienestar personal y profesional de los trabajadores y de la organización.

Permítete conectar con lo mejor que hay en ti.

¿Qué porcentaje de tu día inviertes en gestionar y cuánto inviertes en liderar?

¿cuál es el precio que estás pagando en el camino? ¿es rentable para ti? ¿y para tu empresa?

Cuéntame en los comentarios, ¿qué obstáculos te encuentras para gestionar y liderar? y lo que te ha parecido este artículo.

 

 

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE LÍDERES CONSCIENTES

Comparto contigo mis recursos, herramientas y reflexiones para potenciar tu liderazgo y desarrollo personal.

Deja un comentario