No tengo tiempo

La peor de las excusas.

La peor de las excusas: NO ME HA DADO TIEMPO.

NO me ha dado tiempo a … llegar antes,

“     “     “      “         “       “ … tener el informe para hoy

“     “     “      “         “       “ … llamar al cliente

“     “     “      “         “       “ … a avisarte

“     “     “      “         “       “ … enviarte el email

 

El tiempo es el mismo para todas, 24h.

 

Lo que haces con tu tiempo es asunto tuyo,  en el momento que no te haces responsable de tu tiempo, entonces, empieza a ser asunto mío, porque alteras mi orden de las cosas construido en base a nuestro acuerdo.

Si hemos acordado reunirnos a las 10h, estaré a las 10h preparada, con el skype conectado, asegurándome que el sonido funcione correctamente, con el tema de la reunión preparado y eso mismo es lo que espero de ti.

Porque te respeto, me respeto, te he dado mi palabra  y me hago responsable de ella.

 

Si me retraso, sólo será por causa mayor.

Te lo comunicaré cuanto antes para que esto afecte en tu planificación lo mínimo posible.

Te pediré disculpas, te informaré del tiempo que me llevará poder unirme a la reunión, te pediré opinión de seguir o emplazarla para otro día/hora concreto y oportuno para ambos.

 

Somos el espejo en donde se mira nuestro equipo, si queremos que respeten nuestro tiempo y el de nuestros clientes, demos ejemplo, respetemos el suyo.

 

No toleremos la respuesta “No me ha dado tiempo”, el compromiso es la base de todo éxito organizativo.

 

Si no nos comprometemos nosotros, ¿porqué esperamos que se comprometan nuestros colaboradores? ¿cómo podemos exigirles ese compromiso?

Ese compromiso mayor a nosotras y a nuestro equipo.

No me ha dado tiempo, es lo mismo que decir no me he comprometido.

 

¿qué opinas sobre esto?

¿te cuesta comprometerte? ¿a qué cosas te cuesta comprometerte? ¿a qué cosas les cuesta comprometerse a tu equipo, tus compañeros, a tus jefes?

Nos vemos en los comentarios.

 

XO

Natalia

 

4 comentarios en “La peor de las excusas.

  1. Hola Nati!
    Leyendo este post, pensaba que muchas veces hacemos uso de nuestro tiempo para encontrar esas excusas que nos hacen “no llegar”. Es gracioso como en muchas ocasiones nos mentimos y mentimos a los otros por nuestra falta de planeación.
    Gracias por compartir este tema tan contundente!!!! hoy ya tuve tiempo para leerte!!!.
    Un abrazo

  2. Hola Naty, es una situación muy común. En México se tiene la idea de que somos muy impuntuales o que dejamos las cosas para después por falta de tiempo. Como tú bien dices todos tenemos las mismas 24 horas, lo importante es cómo las usamos, cómo nos organizamos. Muchas gracias.

  3. Buenos días Natalia: ésta vez has sido breve pero contundente.
    Esta es otra de las trabas del trabajo en equipo, y es que la gente no tiene ganas (o quizá no lo necesitan) de comprometerse con su trabajo (ser responsable es muy cansado), aunque perjudiquen a los demás. Pero este tipo de comportamiento no se penaliza en nómina, as´que el mal es menor.
    Al principio tod@s se comen el mundo, pero amiga… el camino se demuestra andando.
    Con lo fácil que es cumplir cada uno con su trabajo, todos remando en la misma dirección y feliz travesía.
    Levantarme cada día, cumplir con mi obligación y caer rendida cuando llega la noche con la convicción de haber hecho lo que debía … estar al pié del cañón sin lugar a dudas.
    Espero con agrado tu siguiente post.

    P:D: ¿cabría la posibilidad de que el que no se compromete, no lo haga porque no está capacitado?

    • Buenos días Marisantos, es muy interesante lo que comentas, es un mal súper común en muchas empresas.
      Todas las personas podemos tener días menos productivos, “no somos máquinas”, pero lo alarmante y agotador para el responsable de equipo y la empresa es cuando tiene la evidencia de que todos los días de esa persona, son así por desgana y, como señalas, eso no se suele penalizar en nómina, salvo cuando una parte del sueldo es variable según objetivos.
      Depende de cada caso, una de las causas puede ser como comentas que esa persona que no se compromete, no lo haga por que no esté capacitada, otras causas pueden ser por falta de motivación, falta de identificación con su trabajo, con los valores de la empresa, porque esté atravesando un momento personal complicado o simplemente por que es una “geta”.
      Te recomiendo investigar cual es el caso, partiendo de una conversación directa y asertiva con la persona en cuestión.

      Teniendo en cuenta tu comentario, en próximos posts escribiré sobre como tener este tipo de conversaciones con nuestro equipo.
      Muchas gracias por compartir.

Deja un comentario