Ya no te frustres. 4 motivos por los que sentir tu sensibilidad como un “don” para liderar.

El SXXI necesita líderes que puedan establecer lazos afectivos con los demás.

Esto se consigue con personas en puestos de responsabilidad que trabajen desde la sensibilidad, sí sí, has leído bien SENSIBILIDAD.

Por fín, puedes quitarte ese peso de encima, y sentir  tu sensibilidad como un don, en lugar de como un impedimento para ser una líder.

Existen estudios que demuestran que la mujer tiene más desarrollada “la sensibilidad” que el hombre, quizá por ese motivo está tan penalizada en la empresa y en el resto de ámbitos construidos durante tantos años por hombres.

Tanto en la economía,  la política, como en la calle, nos encontramos cada día con personas con total indiferencia hacia lo que ocurre a nuestro alrededor, incluso nosotras mismas estamos dormidas, nos quejamos mucho de boquilla pero no hacemos nada por parar la barbaridad que se nos echa encima.

¿Hemos dejado de sentir? ¿nos hemos vuelto insensibles? ó es que ¿la sensibilidad no está de moda?

La neurociencia ha demostrado que el ser humano es en un 90% emociones, sentimientos y voluntades, y que sólo el 10% lo forma nuestro componente cerebral, racional y lógico.

Sin embargo, según palabras de la gran defensora de la mujer en puestos directivos Pilar Gómez Acebo ,

nos hemos empeñado en construir el mundo desde el 10% y nos hemos creído que era el 100%.

Esto demuestra una brutal carencia afectiva en los líderes caducos de nuestro mundo empresarial, político, económico y por ende de la sociedad en general.

Estamos ante una crisis de autoconcepto emocional.

¿Qué ha pasado?

  1. Que tanto en la sociedad como en la empresa,  se han tergiversado la palabras sentimiento con sentimentalismo, y sensibilidad con sensiblería.

  2. Eso lo saben muy bien en el poder, que nos ha hecho entender la sensibilidad como un signo de debilidad, cuando la sensibilidad es todo lo contrario, un signo de fortaleza.

  3. Como no atendemos a lo emocional, se nos maneja y manipula de maravilla.

Porque no hay nada más fuerte que el sentimiento y la sensibilidad.

Por eso, aún en mucho tejido empresarial, a los de arriba les interesa que sigas dormida, que no sientas y que ejerzas de “falsa líder”.

Al menor ápice de que la muestras por una situación que manifiestas como injusta, bien sea en una negociación con un cliente, con una situación desfavorable para tus colaboradores o un departamento, te señalan como débil, incapaz de tomar decisiones y alejada de los objetivos de rendimiento de la empresa.

Y…¿Qué es sensibilidad?

  • Es mostrar interés verdadero, preocupación, colaboración y entrega generosa hacia los demás.
  • Es la capacidad que tenemos los seres humanos para percibir y comprender el estado de ánimo, el modo de ser y de actuar de las personas, así como la naturaleza de las circunstancias y los ambientes, para actuar correctamente en beneficio de los demás.
  • El porqué somos como somos, actuamos de una manera en concreto y, los motivos que nos llevan a ello.

La sensibilidad nos permite tener una visión amplia de las situaciones, en lugar de focalizarnos en la anécdota.

Motivos por los que son necesarias personas que no capen a su sensibilidad en puestos de liderazgo:

  1. Porque la emplean las personas con fortaleza, las personas que se dedican horas a sí mismas (me encanta este término de Pilar Gómez Acebo) y no tienen vergüenza a empatizar con los demás, escuchar, crear, mirar a los ojos del otro y tomar decisiones responsables y valientes desde ese lugar en la búsqueda del beneficio de todos los implicados.
  2. La sensibilidad nos hace ser más previsoras y participativas, comenzamos a implicarnos en lo que ocurre a nuestro alrededor tomando responsabilidad en el asunto y siendo parte activa del cambio.
  3. Nos hace despertar, ver la realidad desde todas las perspectivas, ángulos y enfoques, descubrir todo aquello que afecta en mayor o menor grado al desarrollo del empleado y de la empresa, y por ende de la sociedad.
  4. La sensibilidad construye sentido común y un criterio bien formado del líder, desde ella podemos hacer frente a todo tipo de inconvenientes, con la seguridad de construir, poniendo todas nuestras capacidades y las de nuestro equipo al servicio de los demás y de la empresa.

Muestra tu sensibilidad al mundo, libérate, lidera y toma decisiones desde tu esencia femenina.

 

¿Alguna vez te han señalado como débil por mostrar tu sensibilidad en una situación laboral?

¿Cuáles son tus vivencias entorno a la sensibilidad en tu puesto de trabajo? ¿En tu familia? ¿En la escuela?

Tu opinión es muy importante para mí y para todas , te espero en los comentarios 🙂

xo

Natalia

 

 

8 comentarios en “Ya no te frustres. 4 motivos por los que sentir tu sensibilidad como un “don” para liderar.

  1. Muy cierto! Tiempo atrás en que yo me manejaba por mi lado más duro, creía que así no se aprovecharían de mí, sin darme cuenta que me afectaba en mi estado emocional y en mi relación con los demás. Cuando comprendí que era mi lado sensible el que había que mostrar, mis relaciones mejoraron en gran medida. Gracias Naty!

  2. BRAVO Natalia!!! Ya que pides que compartamos experiencias propias, te cuento que trabajé durante muchos años en un entorno donde no había lugar para la sensibilidad, o quizás yo misma no encontraba la manera de hacerle sitio. Eso me transformó en una mujer con personalidad múltiple! Ja ja… una trabajadora rígida por un lado que luchaba por ser más humana al llegar a casa. Gracias a haber estado fuera de la empresa para dedicarme a ser madre, ahora que he vuelto a trabajar sí que me siento más segura y sensible. Y descubro por primera vez los enormes beneficios de liderar un equipo desde ese lugar. Ahora puedo ser yo misma, con mis errores y virtudes, con mis días buenos y malos, con mis días lúcidos y mis días “femeninos” sin necesidad de disociarme a cada paso y dando cabida a la intuición !! Y los resultados están siendo de lo más gratificantes !!

    • Hola Ianina, es muy importante lo que comentas sobre el “disociarnos” en el entorno laboral, debemos de ir rompiendo esa tendencia para poder trabajar y ser desde nosotros mismas. Enhorabuena por haber roto con la tendencia. Un abrazo

  3. La sensibilidad en el mundo empresarial da miedo, no solo porque durante años ha sido sinonimo de debilidad sino porque todo el mundo no tiene acceso a ella. Es ahi donde las mujeres sobresalimos pues la sensibilidad es un don innato de nuestro ser. Un ser humano sensible tiene mayor capacidad de empatizar, de localizar ventajas y tambien riesgos. Desde que asumi que soy un mujer SENSIBLE y empece a verlo como una ventaja soy mucho mas feliz y mas eficiente en mi trabajo. No tengo dudas en mis decisiones pues confio mas en mi misma y ese sexto sentido que forma parte de la sensibilidad. Gracias Natalia por esta reflexion.

  4. Para mí la sensibilidad es la más grande de las fortalezas! Las personas sensibles somos capaces de ver más allá de nosotros y de percibir mucho del enterno <3 un besote Nati!

  5. La sensibilidad no es sinónimo de debilidad. Sino de comprender, como bien lo dices, de que somos un sistema de emociones. Al fin y al cabo hacemos y trabajamos movidos por una emoción. Por un deseo y tener un líder que vibre en la misma sintonía abre él camino para expresarse y poder comunicar que es lo que anda pasando. Y desarrollar equipos mas compactos. Cariños, Natalia!

Deja un comentario