Quedan menos de dos semanas de 2017.

¿Cómo te quedas al leer esto?

Puede que llena de emoción y esperanza o quizá con un sentimiento de agobio por la salida del año.

Observo a mi alrededor y parece que la velocidad de la vida aumenta a medida que avanzamos hacia el final del año, nos planteamos mil cuestiones como…

¿Habré dado lo mejor de mi este año?

¿Hice todas las cosas que quería?

¿Cuándo voy a comprar los regalos de navidad?

¿Qué voy a hacer para que estas vacaciones de navidad sean especiales?

Y cuando el mes de diciembre termina, a menudo nos invade el típico sentimiento de domingo nostálgico.

Hoy te propongo una manera más saludable de acabar el año con menos ansiedad, menos peso emocional y más espacio para recibir lo nuevo que deseas en tu vida en 3 sencillos pasos.


Este va a ser un texto muy ejecutivo, voy al grano más que nunca.

 

Mi intención es que pases a la acción con consciencia y responsabilidad de tu 2017 y de tu 2018, sin culpa y con tu energía en modo sostenible.

 

Lo único que necesitas, es reservarte una mañana, día, horas, lo que te apetezca, eso sí, es un momento de conexión íntimo contigo misma, aunque te encante estar con la familia, es importante que te crees el espacio para fluir en ti, tus necesidades y deseos con estos 3 pasos.

Estas son las 3 acciones que más me gusta hacer en estas fechas y que te recomiendo para acabar el año de manera más saludable,  con menos ansiedad, menos peso emocional y más espacio para recibir lo nuevo que deseas en tu vida en 3 sencillos pasos:

 

    1.- Método BROT (Borrar + Regalar + Ordenar + Tirar) = Hacer espacio para que pueda llegar lo nuevo.

 

> Para de almacenar correos en tu bandeja de entrada. Borra correos y mantén sólo los que realmente son imprescindibles.

> Bórrate de todas las newsletter que recibas si cuando la veas en tu buzón no sientes la curiosidad de abrirla. (incluida la mía)

¿Cuántos correos al día recibes de publicidad de marcas? Tanto si es a tu correo personal como en el de trabajo, te recomiendo que comiences 2018 sin tanto ruido.

> Libros, quédate con los que te emocionen o realmente te resulten útiles por su contenido.

Con el resto haz dos montones, uno con libros para donar a la biblioteca de tu barrio, y otro montón, con libros para regalar a personas queridas, observa cada libro y piensa a quien le puede ser útil en este momento de su vida.

> Ropa, (aquí no pienses ni sientas, sólo actúa), sino, te quedarás igual, bueno, con algún pantalón menos pero poco más.

Busca las bolsas o cajas más grandes que tengas en casa, ve a tu armario y mete en la primera bolsa toda la ropa que no te hayas puesto en el último año, sin más.

¿Si llevas más de 12 meses sin utilizarla, por qué motivo crees que te la pondrías en el futuro? Cuando llenes la primera, llena la segunda, así sucesivamente y, haz lo mismo que con los libros.

Al acabar observa la escena, comprueba si puedes aceptarla y cómo te sientes.

 

    2.- Recordar una cosa buena del año y una cosa mala a nivel personal y laboral  = Soltar y Aprender

 

Al pensar en una cosa de cada, verás que al ratito te vendrán más cosas a la mente, sin embargo si te dijera que pienses en 3 cosas de cada, de primeras te vendría el “puff”, no sé, y recuerda que esto va de fluir, soltar y aceptar para aprender de lo que si queremos más en nuestra vida y de lo que no queremos más. Escribe lo que te venga en un papel, libreta, agenda, diario, dedícate un ratito con tu bebida caliente preferida.

 

    3.- Definir un objetivo personal, profesional con una palabra o adjetivo.

 

¿Cómo quiero que sea mi año 2018 a nivel personal?

Por ejemplo: Quiero sentirme radiante, tranquila…

¿Cómo quiero que sea mi año 2018 a nivel profesional?

Ejemplo: Creativo, con opciones…

¿En qué quiero enfocarme este año a nivel personal?

Ejemplo: En abrir mi círculo de relaciones, en sentirme bien en mi…

¿En qué quiero enfocarme este año a nivel profesional?

Ejemplo: En marcar límites, en confiar y desarrollar mi estilo de liderazgo…

Anota estas 4 preguntas y respuestas en un lugar que puedas revisar a menudo. Quizá en las notas de tu teléfono, salvapantallas de tu ordenador… así cuando te sientas desorientada o de bajón durante el año, podrás recurrir a ellas para aportarte la dosis extra de vitaminas que necesitas en ese momento.

AHORA TE TOCA A TI,

¿Cómo harás para que estas fiestas sean más “saludables” y especiales? ¡Coméntame en los comentarios!

Te deseo lo mejor de ti para 2018.

Un abrazo

Foto de Morgan Sessions

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE LÍDERES CONSCIENTES

Comparto contigo mis recursos, herramientas y reflexiones para potenciar tu liderazgo y desarrollo personal.

2 comentarios en “

Deja un comentario