Lidérate.3ªFase

¿Te atreves?_Lidérate.

En las dos semanas anteriores he compartido con todas, información sobre las 3 fases que son necesarias que trabajes en ti misma para liberar a la líder que llevas dentro, dejarte fluir y poder liderar a otras personas, tu equipo, tu empresa, proyectos, tu comunidad… de una forma honesta, en conciencia y además disfrutando.

En esta entrada, escribo sobre la 3ª y última fase “Lidérate”. Te animo a leer las dos publicaciones anteriores, te las dejo por aquí por si no has podido leerlas antes: Libérate:3 ejercicios para comenzar”  y “Empodérate ¿tienes horas de ti misma?”  para después continuar con la 3ª Fase:

Lidérate.

Liderarte es observar el mundo a través de tu visión, estando en dónde quieres estar,en congruencia con lo que sientes y piensas, inspirándote y rodeándote de todo aquello que quieres para tu vida.

Ahora que has vuelto a conectar con tu “power”, comienzas a tomar decisiones conscientes, desde ti misma, desde lo que te mueve internamente, destapando tu fuerza interior, tu poder, sobre lo que quieres y no quieres.

Tienes confianza en ti y al tener confianza en ti, la tienes sobre los demás, sientes la total aceptación de ti misma y te sientes ligera, muy ligera porque te permites mostrarte tal y como eres, sin máscaras.

Te expones y sabes que te van a juzgar hagas lo que hagas, te conozcan o no. Porque para muchas personas, resultarás molesta, les recordarás que ellos no son como tú:

“Un ser valiente, con sueños y metas que lucha por cumplir. Una mujer que acepta la incertidumbre, mira el miedo a los ojos y arriesga para mantener despiertos sus sentidos y su instinto.”

Sientes que fluyes, te haces escuchar, has dejado de sentirte de menos, porque ya nada ni nadie podrá sacarte de ti, salvo tú misma.

Has aprendido que ser líder no significa ser perfecta, salir siempre victoriosa o ser invulnerable, el líder se adapta a todas las formas y circunstancias, que el líder eclipsándose se impone y que ésta es su principal virtud.

Ser mujer y líder no es sinónimo de llevar un traje de chaqueta-pantalón, llevas mucho tiempo partiéndote el alma estudiando y trabajando  como para que se reduzca simplemente a eso, ser mujer y líder va mucho más allá.

Ser mujer y líder es sinónimo de ser generosa contigo misma y con los demás, con tu valía, con plena confianza en ti misma, con humildad sí, y, con determinación y dejando huella.

 

¡Bienvenida a “la líder que hay en ti”!

 

Hoy no hay ejercicios, quiero que en los próximos días te regales un mimo, un capricho, que hagas algo por ti que realmente te apetece hacer. ¡Te lo mereces!

Te cuento lo que me voy a regalar,  voy a quedar hoy con una amiga que hace mucho tiempo que no veo 😉

Y tú, ¿qué te vas a regalar?

Compártelo aquí abajo en los comentarios y en las redes sociales #lidérate , te estaremos esperando.

xo

Natalia

 

Deja un comentario