No la cagues contigo misma. Este ejercicio me ayudó a reencontrar mi norte.

El trabajo ocupa la mayor parte de nuestras horas diarias y de nuestros pensamientos,

si no pones conciencia y acción en esta situación, podrá contigo.

Hace algo más de 3 años, toqué fondo.

La seguridad en mi misma y energía que me caracterizan, se esfumaron, simplemente perdí el norte.

Tenía un trabajo excitante, creativo, retador, un gran equipo de trabajo, me permitía viajar, conocer personas de todo tipo, crear y desarrollar proyectos apasionantes. Era un no parar continúo, y a mi eso me enchufaba.

 

O eso creía yo.

Me dejé llevar por el RUIDO, dejé de escuchar a mis silencios, la vorágine del día a día, me absorbió la energía, y mi seguridad se puso el traje de presidiaria.

 

Reencuentra tu norte, ¿A ti también te ha pasado…

     #sentirte desorientada?

     #agotada de ir de aquí para allá, pensamientos para arriba pensamientos para abajo?

     #dudar constantemente sobre si lo estás haciendo bien?

     #sentirte como una olla a presión?

     #frustrada por no llegar a todo, por no cumplir las expectativas de lo que otros esperan de ti?…

 

Si te sientes identificada con esta situación, te recomiendo que sigas leyendo, porque quiero compartir contigo uno de los ejercicios que me ayudó a orientarme y reencontrarme con mi norte, se llama “Mi declaración de vida”.

Es un ejercicio breve, concreto, íntimo y de un efecto poderoso.

Y cómo en esta comunidad estamos para compartir y crecer, quiero dar ejemplo compartiendo contigo la última declaración que escribí de lo que quería que fuera mi vida.

 

“ Mi declaración de vida”

Yo, Natalia Calvo Gómez,

declaro que quiero que mi vida sea como el viento:  ligero, invisible, fuerte, adaptable.

Como el viento, energía en movimiento.IMG_8246

Sintiéndome a mí misma aún en las ocasiones en las que no me vea.

Ser como el viento para mi entorno de familiares, amistades y compañero
s de la vida en general, que sientan mi presencia aún estando a distancia incalculables.

Y quiero desarrollar la reconciliación, conmigo misma y con mi entorno, logrando vivir mi vida en armonía.

Relacionarme hacia el interior y el exterior de mí misma, con la confianza y la integridad de mis valores.

Quiero fluir con cada jornada de mi trabajo, entendiendo que cada día forma parte de una sesión de entrenamiento, con aciertos y fallos, y que todos ellos son necesarios y me llevan a seguir buscando y dar lo mejor de mi y de influir a mi equipo.

Quiero que mi presencia en este mundo, contribuya a un mundo más empático, en el que dejen de ser necesarias las palabras solidaridad e igualdad.

Contribuir a una sociedad del siglo XXI en la que mujeres y hombres no se rijan por su sexo, sino por las palabras SER HUMANO.

Vivir y fluir con cada vendaval y brisa que aparezca en mi camino, a pesar del esfuerzo, la tristeza o, la incomprensión del entorno.

Cada uno de esos momentos de inestabilidad me estarán llevando a otros paisajes, en los que seguiré construyendo mi plenitud como persona.

Madrid 15 Marzo 2015.

 

Ahora, es tu momento, dedícate 20’,  prepara papel, lápiz y comienza a escribir tu declaración de vida, comprométete contigo misma para reencontrar tu norte.

La única pauta es que comiences a escribir con la frase :

“Yo (tu nombre+apellidos), declaro que quiero que mi vida sea como……” y acabes con tu firma, fecha y lugar.

A partir de ahí:

  1. Déjate fluir, escúchate y escribe, no te pongas trabas, no pienses si suena bonito, es cursi o no.
  2. Léela en alto y, tenla en un lugar visible para ti.
  3. Léela todos los días, notarás el efecto de inmediato.

 

Si te ha gustado este tema, estoy interesada en conocer tu opinión.

Me encantaría que compartieras con la comunidad tu experiencia en el hilo de comentarios.

 

XO

Natalia

11 comentarios en “No la cagues contigo misma. Este ejercicio me ayudó a reencontrar mi norte.

  1. Hola Natalia, enhorabuena por esa DECLARACIÓN DE VIDA y de intenciones….
    GRACIAS por compartirla, por el tiempo que dedicas a escribir en el blog y por ser una persona con una energía especial.
    sigue así 🙂
    besos

  2. Hola Nati,
    Me encanta como demuestras seguridad compartiendo, de verdad que a veces uno cree que estas cosas son “cursis” y que no dan resultado, pero creo que son y sirven para alimentar la relación con nosotras mismas que es lo que muchas veces vamos dejando en segundo plano.
    Gracias por compartir!!! te mando un beso!!!!

  3. Muy buen post. Yo también me he sentido así muy recientemente, y ahora estoy en ese momento de conectar conmigo y ver como quiero que sea mi vida. Gracias por tus palabras

  4. Gracias Natalia, ya mismo me la estoy poniendo a hacer. Muy necesario para mi en este momento! Cariños.
    Pd: eres como él viento, porque has llegado hasta Argentina con tus palabras, presencia y energía 🙂

  5. Gran artículo Natalia,
    Momentos así todo el mundo hemos tenido o los tendremos y siempre hay que buscar el lado aprendizaje, como dices, sentarse a pensar, saber donde estamos, donde queremos llegar y retomar el rumbo.

Deja un comentario